Noticias

Larrañaga: el gobierno tiene puesto el “poncho de la soberbia”.

Salió al cruce del “intento” del oficialismo de “desacreditar el movimiento” contando “cuánta gente fue” a la concentración del martes. “No se puede andar midiendo a la gente sino las razones”, sostuvo.

El martes 23, en Durazno, se realizó un acto en el que participaron miles de productores rurales para reclamar medidas ante la pérdida de rentabilidad de su actividad. Desde el oficialismo se ha atribuido una intencionalidad política contra el gobierno a este movimiento de productores surgido inicialmente de contactos por las redes sociales. A la concentración fueron varios políticos de la oposición, según dijeron, para interiorizarse de la problemática.

“Si fueron 30.000 personas, más o menos que eso, no importa, lo que resulta importante es que hay una reacción de la gente y una decisión de seguir adelante con el apoyo” al campo, dijo a Búsqueda el presidente de la Sociedad Rural de Durazno, Álvaro Rivas. Y recalcó que no se “aceptará estudiar sector por sector” la situación, porque “se trata de un problema que afecta a todos” los rubros.

El senador blanco Jorge Larrañaga, que estuvo en Durazno, dijo a Búsqueda que el gobierno tiene puesto el “poncho de la soberbia”, y cuestionó que Vázquez se reúna con las gremiales del agro y no con los productores “autoconvocados”. Además, criticó el “intento” del oficialismo de “desacreditar el movimiento” contando “cuánta gente fue” a la concentración del martes. “No se puede andar midiendo a la gente sino las razones”, sostuvo.

Si bien el Presidente Vázquez recibió este viernes a los “autoconvocados” estos no estarán en la reunión que el presidente convocó para el próximo lunes 29 junto a varias gremiales del agro. Para Larrañaga, “el Gobierno no entendió la movilización de Durazno. (…) Uruguay precisa vivir un nuevo tiempo. Un tiempo donde el Estado sea un socio y no una agobiante carga para el productor uruguayo. Como lo es para el comerciante, para el empresario, para el trabajador”.

“Queremos tener un Estado que sea socio de nuestro aparato productivo, motor de nuestro país. Pedimos un gesto de humildad del gobierno, de convocar al diálogo a todos. Que se saque el “poncho de la soberbia”, respete y escuche los reclamos de miles de uruguayos, que lo que piden es poder trabajar, producir”, concluyó.

Fuente: En base a Semanario Búsqueda