Noticias

Larrañaga en Piedras Blancas: “El gobierno nacional y departamental están lejos de muchas realidades que necesitan ser atendidas”

El líder de Alianza Nacional, Jorge Larrañaga, compartió una reunión con vecinos del barrio montevideano de Piedras Blancas, organizada por el dirigente Alfredo Ferreira. Cientos de vecinos se acercaron a compartir la charla con el líder nacionalista en una fría noche de diciembre.

Los temas que más plantearon los vecinos fueron seguridad, educación y empleo. Larrañaga sostuvo que “la seguridad es respeto, ese respeto que lamentablemente hemos ido perdiendo y esa falta de respeto nos pega como sociedad”.

Educación como escudo del más humilde

Indicó que no cree que todo este mal pero si que “hay muchas cosas que mejorar”. Manifestó que “hay que mejorar la Escuela Pública, porque ella debe ser la escuela de los niños y de los padres, debe de ser el escudo de la gente con menos recursos, para mediante la enseñanza y el conocimiento poder salir adelante”.

Con miedo no hay libertad

Agregó que “hoy el gobierno nacional y departamental están lejos de muchas realidades que necesitan ser atendidas”. Indicó la necesidad de patrullajes, de cámaras, de vigilancia, de protección para los muchachos, niños, mujeres y ancianos: “La falta de seguridad impacta en nuestra libertad, cuando un ser humano tiene miedo no es libre”.
“Se necesita mejor seguridad ciudadana con presencia policial, se necesita de seguridad en los barrios más alejados del centro y de la costa, en barrios donde muchas veces la familia está desprotegida”, expresó el líder blanco en charla con los vecinos de Piedras Blancas.
“Hay que respetar los derechos de la gente que trabaja, de la gente honesta que anda por las calles caminando. Hay que llevar adelante un modelo de sociedad centrada en el respeto” enfatizó, al tiempo que manifestó que “solo con educación pública, trabajo y seguridad ciudadana podremos tener una mejor sociedad y un mejor porvenir, y eso es lo que no nos han brindado”.

La política de la buena obra

Larrañaga contó una anécdota de cuando salió intendente de Paysandú, teniendo tan solo 32 años, y manifestó que las palabras de su padre le quedaron grabadas a fuego, siendo las mismas una guía en su actuar como político.
“Cuando salí electo intendente desfilé en un carro de caballos de un gran amigo, un ladrillero de Paysandú, al que le había hecho esa promesa. En ese festejo vi a mi padre y le di un abrazo que siempre recordaré. El “viejo” me dijo: “No te olvides de que la mejor política es la buena obra”. Y yo creo que esa es realmente la mejor política, no mentirle a la gente y hacer buena obra para darle respuesta a los ciudadanos”.
Culminó sus palabras indicando que “hay muchos políticos, muchos personajes, que son grandes políticos cuando hablan en la televisión, pero no andan codeándose con la gente humilde en todos los barrios, hacen política solo en la televisión, no con las respuestas, con el trabajo y con la lucha”.
´